domingo, 18 de diciembre de 2016

KAO


Uno de los restaurantes que está de moda en la ciudad desde hace ya algún tiempo. Yo lo tenía en la agenda, pero pasaba el tiempo y nunca encuentras el momento o quizá, a fuerza de ser sinceros, las muchas ofertas de la ciudad en ocasiones hacen que vayas relegando locales.


Especializado en los Dim Sum, esas tapas de origen chino que se sirven en diferentes variedades y formas de cocinarse: vapor, hervidas, plancha, etc. El restaurante está dirigido por la hija del ya famoso y reconocido chef José Maria Kao que, entre otros,  regenta el insuperable y para mí mejor chino de la ciudad, el Shanghai donde está nada más ni nada menos que desde el 76.


Sábado al mediodía, sin reserva 14.00 pm y encontramos mesa, la última, esa es la verdad y posteriormente vimos como la barra se llenaba y se producía el remonte de mesas, quiero decir que gente hay, y mucha.
Nos dejamos aconsejar, le indiqué al camarero que era la primera vez que venía y él fue el que nos trajo los distintos platillos, con la única pregunta ¿Hay algo que no les guste?

Wanton de langostinos, acompañados de una salsa agridulce, están buenos, agradables, nada aceitosos, en definitiva correctos.


Jiao Zi de Ternera con compota de trufa, como alguna vez dijo el Sr. Kao quizá la mejor expresión de la fusión de la cocina china con la mediterránea. Una gran aportación, un bocado de sabor y frescura, de verdad una delicia. Un pequeño agujero en la pasta, introducir la trufa y a soñar.


Shao Mai de Gambas. Una “empanadilla”, reconozco que más compleja, pero de eso se trata, aunque cuando uno se pone a investigar un poco sobre esta prestigiosa cocina y se da cuenta de la complejidad que tiene y por lo tanto del mucho mérito que tiene.
Siu Mai, pasta wanton rellena de langostino, pescado y caviar de trucha. Otro bocado exquisito, otro gran saquito donde realmente la pasta es muy importante por la finura de la misma, pero no hay que olvidar que el relleno tiene una textura firme y jugosa, esa quizá sea la gran dificultad.


Judías de Kenia salteadas con pollo, muy agradables, frescas y con un aspecto más parecido a unos espárragos trigueros que a unas judías.


Pato Frito. Láminas de pato acompañado de salsa Hoisin. Nos lo vendieron como el plato estrella de la casa, ese plato que no puedes salir del Kao sin probarlo. Bueno, los antecedentes son los que son, y el pato Pekín del Shanghai es el mejor de la ciudad sin ningún género de dudas, ante semejante ADN teníamos que probarlo, y la verdad es que no defraudó. Tierno, muy tierno es su carne y con una piel fina y crujiente. Muy bueno.


Helado con frutos secos caramelizados


Rollito de plátano y chocolate. Rollito de pasta de arroz con láminas de plátano y chocolate Belga en base de miel y sésamo


Una agradable experiencia refrendada por una familia dedicada plenamente a este oficio y que, por lo que podemos comprobar, no tiene límites. La sapiencia va pasando de padres a hijos-hijas y la saga continua, de lo cual nos congratulamos.
Todo lo descrito con cervezas, sin vino, ascendió a un total de  60 €. 


KAO             C/ Obispo Sevilla 48 · 08022 Barcelona ·Telf. 934173064

No hay comentarios: