TOPIK

Adelf Morales es el responsable de Topik,  y la verdad es que hay que hablar bien, muy bien de sus cualidades como chef, excepcional, grande, grande, grande. Tiene un buen curriculum, ha pasado por las grandes cocinas del mundo gastronómico, ha trabajado con los más grandes y laureados por Michelin. Con Martín Berasategui en Lasarte, Raúl Aleixandre de Ca´Sento en Valencia y Arzak en San Sebastián.  Pasó por Italia donde llegó a ser jefe de cocina del Casino de San Remo y posteriormente dio el salto a Japón. En resumen 14 años de aprendizaje que quedan demostrados en este local del ensanche barcelonés, conocimientos que realmente se notan especialmente con esos guiños a la cocina nipona en algunos de sus platos, así como los bien trabajados arroces, seguramente inspirados en el  excepcional  Raúl Aleixandre, premio nacional de gastronomía 2004, en Ca´Sento, en el puerto de Valencia.
A lo que vamos, pedimos de esa carta de platillos que tiene, carta por cierto bien explicada y donde los platos no ofrecen duda alguna.
Empezamos con un Canelón frio de papel de arroz con ventresca de atún en escabeche y samfaina, sorprendente,  muy rico, fino y suave, un acierto muy recomendable. Unas patatas bravas nada originales, la verdad es que empiezan a estar muy vistas, iguales que las de la Taberna del Clinic, esas bravas inventadas con Arola que van huecas en su interior, confitadas, luego fritas y con la salsa de las bravas en su interior. La presentación muy buena.
http://www.lavanguardia.es/vida/20110226/54119955039/la-receta-de-la-semana-otra-version-de-las-patatas-bravas.html
Posteriormente nos sirvieron el croquetón de ceps, poca ligada la bechamel para mi gusto y escasa de sal, la verdad es que esperábamos más de este plato. 

Brochetas de langostinos, buenísimas, servidas con un liguero alioli, una delicia.
Pasamos a la Tosta de foie con carpaccio de ternera y aceite de trufa, para mí el pincho estrella, una buena tosta, de las que no se rompen, buen trozo de foie y quizá el gran secreto del mismo, una excelente carne, sí señor, excelente un pincho para disfrutar. 
Por último unos chipirones rellenos de butifarra con sus patatas, bueno lo siento, pero eran incalificables, una pena servir un plato así, es imposible que el cocinero los probara al finalizar su cocción, con un poco de vergüenza torera, que hay que tener siempre, eso, no se presenta en una mesa. Pero en fin cada uno en su casa hace lo quiere. Para beber una botella de Resalso, ese gran Ribera del Duero de las bodegas Emilio Moro que nunca defrauda, servido a la temperatura adecuada. La verdad es que hay una extensa y cuidada carta de vinos, gran variedad de caldos en todas las denominaciones de origen. Precio 30 € por persona con café e infusiones, pero sin postre.
Una buena experiencia, un sitio donde sin lugar a dudas volveremos a ir.
Por cierto en la mesa que había detrás de la nuestra se encontraba cenando Martín Berasategui con otras dos personas, una lástima que quien le enseñó a cocinar no le enseñara de paso también a hablar, nada más desagradable en este mundo que encontrar a un personaje que para hacerse el machito solo sepa soltar tacos y blasfemar, menos libros de cocina y que de vez en cuando lea a Pancracio Celdrán  y su libro “Hablar bien no cuesta tanto”.
Otro día explicaré como se toma los gin tonics el personaje.
Hablando de grandes, de verdad, adjunto un link de lectura obligada. Vale la pena.
http://www.vanitatis.com/tendencias/2011/santi-santamaria-enemigo-patria-20110222-13051.html
TOPIK  C/ Valencia 199 · Barcelona Telf. 934510923

Entradas populares