jueves, 28 de julio de 2011

HOTEL GRAND MARINA BARCELONA

El pasado viernes 8 de julio tuvo lugar en el Hotel Eurostars Gran Marina la cena de gala anual de la Asociación de Empresarios Gallegos de Cataluña. La crónica de la misma ya la redacté en el periódico así como referencias a los parlamentos y premios otorgados.
En este espacio quiero comentar un poco la otra parte, el aperitivo y la cena, que fue elaborada y servida por la propia gente del Hotel Gran Marina. El aperitivo se sirvió en la planta octava del hotel, en el mirador, donde realmente disfrutamos de un gran surtido de productos gallegos, todos ellos con denominación de origen, de una gran calidad y con una extraordinaria puesta en escena, mientras descubríamos una nueva vista de un magnifico atardecer mediterráneo. La vista desde allí es excepcional.
Surtido de empanadas gallegas, lacón braseado al corte con aceite de ajada, pimientos del padrón, estación de quesos gallegos, langostinos barbacoa, mejillón al albariño, estación de conservas con sus aderezos y estación de pulpo a feira.
A destacar de este gran surtido de aperitivos, la estación de quesos, con una gran variedad de quesos, todos ellos gallegos, estos para mí tienen un denominador común, son más frescos y mucho más suaves que los que se producen en el resto de España y por lo tanto dan mucho juego en la comida y en la cocina. Los Arzua Ulloa, Cebreiro, San Simón da Costa, etc.
La parte dedicada a las conservas era extraordinaria, yo me declaro devoto y fiel seguidor de las conservas y las que presentaron en el aperitivo doy fe que eran “majestuosas”, no puedo daros la marca de las mismas, estaban ya servidas en bandejas, pero el sabor y la limpieza de los productos, un diez. Berberechos de tamaño xl, al igual que los mejillones en escabeche y unas navajas con un sabor increíble.
Toda esta parte de los aperitivos estaba acompañada por una selección extraordinaria de de vinos de la tierra: albariños, ribeiros, rías baixas  y riberas sacras.
La cena, elaborada por la gente del restaurante del hotel Gran Marina, estuvo compuesta por un centollo relleno de Txangurro con mango, de primero,  un plato extraordinario, con una cuidada elaboración, para mí un 10, y estoy hablando de un plato que me vuelve loco, y reconociendo la dificultad que tiene tanto el sacar la carne como su posterior elaboración. Felicidades.
De segundo, un roulade de ternera braseada, boniato caramelizado y chalotas al mencía. Pues en este caso, decepción absoluta, la carne se quedó en el plato excepto dos intentos, seca, excesivamente cocida y por lo tanto estropeada, una pena. Entiendo la dificultad de servir estos menús para tanta gente pero es una pena. Reconocer, eso si, la magnifica presentación del plato.
Luego nos dieron un sorbete de limón verde cava y menta, que estaba fenomenal, refrescante y digestivo y por último un postre consistente en una mouse de queso fresco con miel y piñones caramelizados. Buenísimo.
Para beber, Albariño Terras Gauda, un tinto Portelo D.O. Ribeira Sacra y cava.
En resumen, gran entrada y decepcionante final, pero en conjunto francamente aceptable, sin el problema de la carne hubiera sido un notable alto.
HOTEL EUROSTARS GRAN MARINA · World Trade Center · Moll de Barcelona s/n Tel.936039000

2 comentarios:

Ricard Sampere dijo...

Just acabat d'esmorzar i ja em fa agafar gana llegir el teu post i veyre les fotos...

El tema carns servides en grabns grups, sempre comporta problemes d'aquest tipus i sembla mentida com la millor carn pot quedar arruinada per un excés de cocció.

Fa uns 4 anys, una estada a Montreal, quasi em fan abandonar la carn. Les coccions passades de punt em feien enfastiguejar... (i intentava explicar-lis com volia la cocció, però mai aconseguia el 'saignan" que jo volia).

Agustin Fraile dijo...

És un problema, una carn, de les que jo sóc particularment devot, fora del seu punt just, és menyspreable, de veritat, jo no puc digerir-la. És important i el que tu dius, en grans banquets és missió impossible.
Salutacions i bones vacances Ricard, i no deixis d'escriure.