martes, 8 de noviembre de 2011

LA PEPITA

La Pepita es un pequeño local donde antaño habíamos tomado alguna que otra Guinness, cuando otrora fue un bar de irlandeses, mejor dicho regentado por irlandeses pero de público mayoritariamente del país.
Fuimos a probar un mediodía, donde se ofrece un menú de 10 o 11 €, que no sonaba mal, pero preferimos ir directos a la carta, que es de platillos, y así probar lo que realmente se ofrece en el local.
No es fácil definir, ni tan siquiera clasificar, todo en su conjunto. Poca intimidad, hay que aprovechar el local y las mesas están a centímetros una de otras, problemas de sonoridad, se hace difícil mantener una conversación sin tener que gritar, y algunas de las raciones, son no pequeñas, rácanas y eso no es bueno.
Por su parte, si entramos solamente a clasificar la comida, la opinión cambia. Pedimos un pica pica bastante completo, empezamos por un coquetón ibérico que denominan V.I.C  Very Important Croquette (3,80 €/unidad), tiene gracia el nombre, las croquetas eran excelentes y la ración de jamón ibérico de Guijuelo que les ponen por encima, una auténtica delicia, realmente tan acertado el plato como el nombre y la ejecución. Un 10.
Seguidamente nos presentaron las bravas pepita (4,60 €), estaban francamente buenas, con una salsa de tomate natural con su punto de picante y la mayonesa casera. Sirven la patata con su piel. Originales, están bien, pero siempre añoro las de El Tomás.
Una ensaladilla rusa (3,80 €), enmascarada en una complicada salsa que no supe definir y que bajo mi punto de vista no tiene porque, la rusa es la rusa, y con estas cosas,  innovaciones las justas. Por otro lado creo que el platillo donde las sirven es algo justo, juzgad vosotros mismos. Ellos no engañan, ya que en la carta la denominan ensaladilla pepitovska, rusa de la casa. En fin, un paseíto por Casa Pepe para probar la auténtica e idílica ensaladilla rusa.
Por último un generoso huevo de la pepita con foie a la plancha (9 €), excelente, realmente, buenísimo.
Hay que volver, y lo haremos, hay una extensa carta, prometedora, y esto solo fue una pequeña prueba, quizás hay que cambiar y buscar un momento más tranquilo, no lo sé, lo que es cierto es que la iniciativa en buena, el servicio atento y ganas realmente no les falta.
LA PEPITA  C/ Còrsega, 343 · Barcelona · Telf. 932384893

4 comentarios:

Ricard Sampere dijo...

Habra que ir... Aunque sea para probarlo... :).

Si m'agrada tant com el Bacaro, ja em conformo.

Agustin Fraile dijo...

Te gustará. Genial tu cronica del Bacaro. Puro estilo Sampere.
Por cierto a ti que te gusta comer y hablar, La Pepita si hay mucha gente es un pequeño martirio.
saludos y gracias Ricard

Anónimo dijo...

Por casualidad nos paramos en la esquina donde esta este sitio que mencionas y entramos. El sitio es agradable pero... Tomamos cerveza mal tirada. Su ensaladilla (patata con atun con un toque de salsa), cara carisima, 3.80 un miniplato donde pinchamos una vez y no mas, eramos 4. Una croqueta VIC tambien vale lo mismo, 3.80, el jamon era razonable la croqueta no. Sabia no a jamon sino a su grasa. Se que hay mucha gente que le encanta la grasa pero hay mucha otra que es intolerante entre ellos uno del grupo, se paso toda la tarde renegando del lugar y de nosotros. Por si a alguien le choca este ultimo comentario, no es lo mismo la grasa intramuscular que la grasa que recubre o aislante.

Agustin Fraile dijo...

Anónimo, siento vuestra mala experiencia, en mi caso la croqueta tengo que decir que estaba buena, así como el jamón. En lo que coincido plenamente es en el tema de la ensaladilla rusa, y también en el tamaño de las raciones. Tu aclaración del tema grasa de jamón, fenomenal.
Un saludo y Gracias