L'ANXOVETA

Fuimos a tomar unas tapas a l’Anxoveta, la verdad que pasamos por delante con la idea de que estaría cerrado, ya que tiempo atrás así lo encontré en más de una ocasión. Lo que sí tengo claro es que ha cambiado de manos, antes lo regentaba un chico que a la vez tenia un bar restaurante en la C/Verdi que se llama D.O Vins i Platillos, creo y si no es exacto es algo parecido. No recuerdo el nombre lo que si me acuerdo es de charlar con él en varias ocasiones como cliente semanal que era de L’anxoveta, y ver que tenía auténtica dedicación y devoción a su trabajo.
Otra de las deducciones por las que he pensado que ya no es del mismo dueño es por el cambio de carta, fuera de las tapas, que más o menos son las mismas, se han añadido unas cuantas hamburguesas, de las que no hablaré ya que no las he probado, pero si tenían un buen “tono” , algunas con foie, otras con queso de cabra, etc.
El local no dispone  de mesas y sillas típicas, solamente una colectiva, al fondo, con capacidad para 10-12 personas, un barra y tres o cuatro mesas elevadas con taburetes en la entrada. Es realmente un local pequeño y estrecho, en el cual es preferible que esté la puerta abierta para evitar salir de él con la ropa impregnada de efluvios desagradables.
Pedimos 4 raciones diferentes, unas bravas, que estaban francamente buenas, con tomate natural picante y una mayonesa con un toque ligero de ajo. La verdad es que me gustaron, no son las del Tomás, pero más que correctas.
Seguido de las bravas, unas croquetas de jamón, van por unidades, en nuestro caso fueron seis, correctas, sin más; recuerdo que las de la etapa anterior eran más grandes, supongo que dependerá del nuevo amasador, jejejeje, pero bien correctas.
Unos calamarcitos encebollados, que la verdad los encontré deliciosos, riquísimos, muy tiernos y sabrosos, para mi el mejor plato.
Por último unos huevos rotos con butifarra negra. Esto si que fue una autentica decepción, por el conjunto del plato y principalmente por la butifarra que utilizan, seca, inmasticable, rugosa, en fin casi todos los descalificativos.
Existen en el mercado, maravillosas morcillas de cebolla, mucho más tiernas que a este plato le vendrían como anillo al dedo, de verdad, lo digo con ánimo constructivo.
En resumen, un buen local donde tomarte unas tapitas, si no quieres cenar mucho o lo que pretendes es una cena rapidita para ir al cine.
La carta es amplia, con ensaladillas, varias clases de huevos rotos, con jamón, chistorra etc. incluso algún arroz negro y también fideuá.
Tomamos cuatro cervezas, presión de la casa Moritz y costó 32 €. Muy razonable.
L’ANXOVETA  C/ Sant Doménec, 16 · Barcelona ·  Telf. 934159223

Entradas populares