miércoles, 30 de marzo de 2011

XIXBAR

Si tuviera que definirlo en pocas palabras diría “culto al Gin Tonic”. Lo tiene todo en ginebras, absolutamente todo, no hay una ginebra en el mercado que este establecimiento no te pueda servir y lo mismo en lo referente a tónicas, es decir que estamos en un local donde las posibilidades y combinaciones son infinitas.
Casualidades de la vida, el Xixbar se encuentra a escasos 100 metros del 41º, el cacareado local de los Adriá; quizás aquí no podrás degustar uno de sus ya famosos y deliciosos snaks, pero “a sensu contrario” podrás disfrutar de un excelente GinTonic, mejor preparado que en el 41º y 4 € más barato.
Lo del Gin Tonic se ha convertido en un culto, y como tal hay gustos para todo y también formas de prepararlo.
A mí personalmente me gusta exclusivamente con la corteza del limón, sin que al pelarla se arrastre la parte blanca, que le da un sabor un tanto amargo. Nada más, sin cítricos añadidos, ni tan siquiera la rodaja típica. Buenos cubitos de hilo, esto es fundamental, ginebra helada y la tónica, a poder ser, Fever Tree servida muy lentamente y si es sobre una cucharilla de cóctel mejor, para mantener íntegras las burbujas, el gas. Y por último , servido en vaso de sidra.
En cuanto a la ginebra, para gustos los colores. Voy descubriendo, experimentando y cuando tengo la ideal, aparece otra que la supera, o en su defecto está igual de buena. London, Martin Miller´s, Bullgog, Nº 3, y la que hemos probado hoy en Xixbar, la Raffles Dry Gin, una ginebra británica elaborada por la destilería centenaria, Willian Maxwell Ltd. Una ginebra excelente, un gran descubrimiento, es el típico producto que si el departamento de marketing hiciera un restyling de la botella, y añadiera un toque de diseño, se vendería como churros, ya que la relación calidad precio es magnífica.
Nos la han servido, a petición propia, con tónica Fentimans, la verdad es que no la había probado, y ya tenía ganas; es especial, muy cítrica y eso hace que el sabor del limón sea predominante. Personalmente me quedo con Fever Tree.
Bueno pues hasta aquí, un lugar más que recomendado para ir a tomar un buen Gin tonic, un local sin pretensiones ni lujos, con una pequeña terraza para fumadores y poco más.
Dentro del mismo local está el que denominan “Gin Corner”, una pequeña tienda donde poder comprar todo lo relacionado con la ginebra y la tónica, absolutamente todo. Y cada 15 días se organizan catas, interesante, muy interesante.
Abre de lunes a sábado desde las 17.00 h hasta las 2.30 h.
XIXBAR C/Rocafort 19 · 08013 Barcelona · Tel.934234314

5 comentarios:

SERGI dijo...

Cullons Barcelona cada día me descubre algo nuevo, este sitio he devisitarlo para probar algún gin tonic de esos

Ricard Sampere dijo...

Muy interesante también... Y cambiando de tema, a partir de la primera vez que ja te comenté, en el post correspondiente, ya llevo 4 visitas a Can Josep y cada vez he provocado sorpresa positiva a quien me ha acompañado. Hace solo una semana acompañe a tres amig@s y a pesar de que yo tenia una cita en Can Xim 30 minutos más tarde, me hiciero entrar, para que les ayudara en la elección... morcilla de Leon, croquetas de brandada, mongetes de Sta Pau, entrecot a compartir...etc... Y ayer fui con Marta (mi pareja que vive a 150km) y quedo alucinada...
Hoy toca Topik... espero no coincidir con ningun cocinero pseudo-mediático.. :)).

Agustin Fraile dijo...

Sergi, muy recomendable de verdad, los preparan muy buenos.
saludos

Agustin Fraile dijo...

Ricard, Can Josep es un gran descubrimiento, tengo que recuperar un artículo que publico la Vanguardia, escrito por Joan de Segarra, que hablaba de él, no en tono gastronómico sino más bien anecdótico, se encontró con Quim Monzó por la calle (vive por el barrio) y lo invito a entrar en can Josep a comer con él. Al día siguiente paso por delante como hace cada día para ir a su casa, y se encontró a Quim Monzo comiendo otra vez en can Josep con su pareja.
Por cierto, veo que no paras, eso es bueno, muy bueno. Topik, tú lo sabes mejor que yo, es un sitio excelente, lo otro fue una anécdota, que quizá no tenía que haber publicado, en fin, de errores una también aprende. Feliz noche.

Ricard Sampere dijo...

Recuerdo el artículo de La Vanguardia que comentas y me quedo en mente este lugar. Pero cuando tu lo publicaste, fué cuando me decidí. Por cierto, ayer Topik estaba a tope de gente, como nunca lo habia visto y como siempre muy bien.