jueves, 26 de mayo de 2011

BOHEMIC

BOHEMIC
Pues llego el día de visitar Bohemic, y lo hicimos acompañados de la familia Torres, Jorge e Inma, hay que decir antes que nada, que fue una velada magnífica, eso de cenar bien y reír no tiene precio, lo pasamos de maravilla.
Una cena lenta, pero que a ningunos nos peso en absoluto ya que fue, insisto, muy divertida. Y digo lenta por el tiempo que pasamos dentro del restaurante, todo hay que decirlo, avisados estábamos y contra los contratiempos, nada que decir. Un cocinero de baja y la jefa de sala lesionada, pero estos imponderable no fueron obstáculo alguna para que todos, absolutamente todos los platos que se pusieron encima de la mesa estuvieran a una gran altura tanto en ejecución como en presentación.

Nos decidimos por el primero de los tres menús, que son todos ellos cerrados, uno de 36 € creo que el siguiente es de 42 € que tiene un plato mas, y existe también un menú degustación, todos para mesas completas. El menú constaba de un aperitivo, una crema de yogur con aroma de citronela, suave y refrescante, arriba esta la foto. Primer plato segundo, surtido de quesos y postre.
De primero dos sopas de foie de l’ empordà, anguila fumada y codony para las señoras.

 Jorge se decantó por un caneló de pollastre de masia, comte aop y brots, y a fe que acertó ya que para mí personalmente fue el plato estrella de la mesa, suave y delicado por fuera, sin necesidades de bechameles  por encima que enmascaran los sabores, y explosivo y fuerte en boca, una fenomenal combinación, un acierto. Yo pedí un arros bohèmic del Delta de L’Ebre. Correcto sin más.

De segundo Isa un Sant Pere, esparrecs blancs, bolets de primavera i all negra, correcto, muy bien conseguido a pesar de la sencillez del plato, se juega con una extraordinaria materia prima, y el gall de sant pere cuando es rico, lo es de verdad.

 Jorge se decanto por Peix de llotja, carxofes i sofregit Barigoule. En este caso el pescado era corvina, también de excelente frescura y sabemos de la fama de la corvina en la mesa, de su sabrosa carne y fuerte sabor.

 Inma y yo probamos el bacalla amb nyameres i un zaboione de pil pil. En esta ocasión y sin desmerecer para nada el resto de segundos, el nuestro estaba extraordinario. Las nyameres complementaban fenomenalmente el bacalao que estaba en su punto de sal y con una frescura envidiable. Parece ser que este tubérculo, que fue comida de ganado, y plato importante en épocas de guerra, vuelve a entrar con fuerza en el mundo de la gastronomía. Pues bienvenido.

De postres el surtido de quesos, muy bien tratados y elegidos, dos mimoulet, que compartimos, se trata de una crema de queso emulsionada sobre un fondo de pan de pessic de zanahoria. Que acierto, otro más, caliente y con unos contrastes de los que perduran. (alguien se adelantó a la foto , lo siento)

 Como dulce tres de nosotros fuimos directos al xocolata blanca, krispies de curry de madras i emulsió de passio. Un postre con una combinación difícil de elementos, con una música sensacional, pero al probarlo a mí personalmente me predominaba en exceso el sabor a limón, pero repito es una percepción personal y ya se sabe para gustos….. Sin embargo tanto a Isa como a Jorge les gustó muchísimo.

 Yo, si tuviera que volver a elegir el postre me inclinaba sin duda alguna por el de Inma, una crema catalana, poma tatin i oli de vainilla, que acierto tanto en sabores como en presentación un 10.

Un botella de Jose Pariente, verdejo, acompaño a esta fenomenal noche. Hemos visitado Bohemic desde la recomendación del amigo Ricard  en su blog http://cuinairestaurants.blogspot.com/ y por lo tanto suyo es el merito, que no mío, pero desde esta página y sin ningún género de duda, lo recomiendo, es una muy grata experiencia. Así mismo mi felicitación a estos profesionales que trabajan con tanta delicadeza los productos, que buscan lo mejor de lo mejor en los mercados y que son capaces de hacernos disfrutar de ellos a unos precios razonables. En nombre de cuatro aficionados al buen comer que pudimos disfrutar de su trabajo, gracias y adelante.
Por cierto antes de terminar, no podíamos estar en Bohemic sin  degustar sus famosas bravas y así poderlas comparar con las del Tomás. Bueno pues no sé qué decir, me gustaron, mayonesa a la vez que un tomate natural muy bien trabajado y con un punto de picante, Jorge las definió muy bien “con mucha personalidad” dijo, pero mi fidelidad por el Tomás esta fuera de cualquier discusión.
BOHEMIC. C/ Manso 42 Telf. 934240628

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Un poco caro, no!

Agustin Fraile dijo...

Hola Anónimo.Bueno un menú de 36 € con esta calidad de producto y elaboración que conlleva, yo lo encuentro ajustado. Hay trabajo detrás de estos platos.

Anónimo dijo...

Considero que és molt car, i per als temps que corren un no es pot permetre aquests luxes, a menys que tinguis una bona nòmina

Ricard Sampere dijo...

Molt ben descrit Agustin i gràcies per mencionar-me. En quan al tema preus, com en tot hi han llocs més econòmics, locs més cars... El que si em fixo molt és en la RQP i en aquest lloc és bona...

Agustin Fraile dijo...

De res Ricard. Estic totalment d'acord, el més important és la relació qualitat-preu. I en aquest cas, val la pena.