lunes, 8 de agosto de 2011

SLOW

Pues esto es Slow, tres locales en un espacio, o tres ambientes en un solo espacio. Yo realmente solo conozco uno, la coktelería, y de este es del que voy hablar.
Me parece un lujo, un lujazo tener un local así en la ciudad, cuidado hasta el último detalle, profesionalidad, buen hacer, exquisito trato al cliente y depurada elección de la botellería y demás ingredientes utilizados en el trabajo. Hasta el hielo está buscado con delicadeza y cuidado, de agua desionizada, y si está descalcificada mucho mejor.
Un lugar donde olvidarse de las prisas, donde hay que sentarse, pedir, observar y degustar. Detrás de la barra está Paco Bretau, al que vale la pena observar trabajar. Magnífico bartender. Te explica lo que necesites saber, conoce el oficio y muy, muy bien. Había estado en Mirablau entre otros muchos y prestigiosos locales, y sin ir más lejos Antonio Pizarro responsable de la barra de Bobby Gin y que opta al título mundial de coctelería, se formó bajo la tutela de Francesc Bretau. Hay que decir que a este título optan solo “10.000” expertos barman de 34 países.
Bretau también fue el ganador del primer concurso de coctelería “Vino de Jerez” al que se presentaron veintiséis participantes.
Hace pocas fechas se adjudicó el primer premio del concurso Julio Grand Marnier  con su Spice Margarita, aquí está la fórmula: 4 cl. de Tequila Don  Julio Reposado, 2 cl. Grand Marnier Cordon Rouge, 2 cl. de zumo de lima, 1 cl. de sumo de maracuyá Chile macerado, Golpe de Jarabe de Agave,  sal especiada y orquídea comestible. Todo un lujo, que si sabe como suena, tienen que ser un 10.
En nuestro caso pedimos un Daiquiri, en mi ruta por descubrir el daiquiri perfecto en la ciudad, y un gin tonic. En ambos casos las dos consumiciones estaban extra fenomenales, en su punto perfecto, con un gin tonic muy bien elaborado después de enfriar la copa y llenarla de buenos cubitos de hilo. Una gran variedad de ginebras y marcas distintas de tónicas hacen el resto.
El mejor de los detalles, fue obsequiarnos con una ostra a cada uno así como unos montaditos de jamón, todo un detalle que a las 21.00 h. se agradece un montón.
Felicidades por todo en su conjunto, lugares como este vale la pena conocerlos y disfrutarlos.
SLOW   C/ París 186 · Telf. 933681455

5 comentarios:

Anónimo dijo...

lastima de precios, gin tonic de Martin Millers con fever 14 €. Si no es un timo, se acerca bastante.
Por cierto el aperitivo ni lo vi

Agustin Fraile dijo...

Bueno Anónimo, quizá en esto tengas razón, si ese es el precio que te han cobrado en absolutamente abusivo. Los bares del centro de la ciudad como Negroni, Milano, no tienen ni mucho menos estos precios, te cobran un euro de suplemento por la fever y nada más. 14 € es para pensárselo, desde luego. Saludos y gracias

Andrea dijo...

Martin Millers es una ginebra premium que no abunda, por lo que su precio podría estar, en parte, justificado. Aunque lo que de verdad justifica el precio es la máquina que enfría la copa, los hielos perfectamente escogidos y todo el sinfín de aderezzos que acompañan a tu ginebra y tónica. Entonces, así sí que tienes un Señor Gin Tonic. Y eso es precisamente lo que descubrí en Slow.
Es cierto que los precios son algo elevados, pero en ninguna otra coctelería de Barcelona hemos encontrado tales maravillas. Sin olvidar, por supuesto, la exquisitez con que nos sirvieron.

Ah, por cierto, anónimo, pásate un jueves que es cuando hacen los aperitivos.

Doro dijo...

Hola Agustín.
Soy la responsable de comunicación de Slow Barcelona.
Por favor ponte en contacto con nosotros.
doro@slowbarcelona.es
Muchas gracias

Agustin Fraile dijo...

Andrea yo estoy acostumbrado a todo tipo de precios, y cada uno es libre de pagar, o no, lo que le pidan en un por una copa.
Hace dos días page 18 € por una copa en el Bankers. Si es cierto, y si has leído mi artículo, lo abras entendido, que el trato y servicio del slow es excepcional, yo así lo manifiesto, y con eso me quedo.
Gracias por tu comentario. Saludos