domingo, 30 de octubre de 2011

N.A.P.

Aconsejado por mi amigo Simmone, italiano, concretamente de Sicilia y gran amante de la cocina, a ambos lados de los fogones, ya que igual que le gusta disfrutar de buenos restaurantes hay que reconocerle su habilidad, de la que doy fe, a la hora de ponerse delante de la cocina, concretamente yo pude disfrutar de un magnífico rissoto con setas preparado por él y que estaba extraordinario.
En una conversación sobre restaurantes italianos en nuestra ciudad, me dio un nombre, N.A.P., y un dato “el día que quieras comer pizza  ve”.



Pues llegó ese día y fuimos a probar las pizzas del N.A.P. No tenemos que olvidar que la pizza es un plato originario de Nápoles, de donde son los chicos de N.A.P. y que realmente la trabajan de maravilla. Podemos pensar que hacer una pizza no tiene ningún secreto, pero es como todo, tampoco lo tiene hacer pan y hay una diferencia enorme entre panes y panes, entre la panadería de la esquina de casa y el Turris, por ejemplo.
Eso es lo que pasa en NAP, una masa fina, bien trabajada, unos excelentes ingredientes y una perfecta cocción en el horno. Eso es todo. Concretamente en mi caso era una Napoli: tomate, alcaparras, anchoas, olivas negras, orégano, aceite de oliva, albahaca y parmesano (6,80 €).

También probamos el Calzone, que al igual que la pizza estaba estupendo, relleno de queso, mozzarella y ricotta, sus distintos ingredientes (salami, albahaca y aceite de oliva) y bien cerrado para mantener todos los aromas en su cocción (7,70 €).

El restaurante es sencillo, sin ningún tipo de lujo que invite a quedarte más tiempo de lo que tardes en cenar, sobrio, incluso diría humilde. Manteles de papel a modo de carta y eso sí, una agradable terraza para el buen tiempo en una zona de poco tránsito; la verdad que muy agradable. No hay mucho más que explicar, compartimos de primero, y mientras esperábamos la pizza, una Melanzane a la Parmigiana, unas capas de berenjena cocidas en horno de leña con salsa de tomate, mozzarella, queso parmesano, y albahaca fresca. Muy recomendable (3,60 €). 
Resumiendo, es restaurante humilde, la decoración es simple y la comida riquísima. Un pero, fuimos los primeros en llegar al restaurante y los gritos que pegaban para hablar el cocinero con el cajero hacían imposible mantener cualquier tipo de conversación.,¿es necesario gritar para hablar?

N.A.P.   Avenida Francesc Cambó, 30 · Barcelona ·  Telf. 686192690

14 comentarios:

SERGI dijo...

Parece ser un local altamente recomendable, hace unos dos años abrió en mi barrio un napolitano que hacia una pasta y unas pizzs espectaculares, opr desgracia el negocio no le fue bien,la gente prefiere ir a un centro comercial a comer una mas congelada o una salsa industrial a algo hecho a mano y artesanal, pero el tiempo que estuvo abierto no hubo semana que no acudiésemos al menos una vez

Marc dijo...

Doncs...anirem.
COm a pizzeria/tratoria m'agradaria recomanar La Bricciola, a Sants. De moment, les millors pizzes les he menjat allà i a Fabián.
Salut!

Ricard Sampere dijo...

Jo com sempre (prenc nota de les teves recomanacions).

No soc molt de pizza però "si hay que comer se come..."... :).

Però si que en ocasions pot ser un lloc interessant.

Llàstima del soroll... que jo vaig igual a menjar que a xerrar...

Salut!!

Agustin Fraile dijo...

Sergio qué razón tienes, lo de los centros comerciales es algo de estudio, Hay gente que pasa el fin de semana metido en ellos, y supongo que serán capaces hasta de desconectar.
Por otro lado es lamentable que locales que hacen bien las cosas como el que comentas, tengan que cerrar por falta de conocimiento de la gente, a pesar de hacer las cosas bien.
Saludos y gracias Sergio

Agustin Fraile dijo...

Marc, gràcies per les recomenacions, me les paunto. Ja t’explicaré. M’agraden les pizzseries, no hi vaig sovint però confeso que una vegada al mes, no m’inporta gens; al contrari, de tant en quant ho trobo a faltar.
Gràcies Marc.

Agustin Fraile dijo...

Ricard, doncs si un dia estàs pel gòtic i vols algo ràpid, acosta’t a aquesta pizzeria que t’agradarà. És cert que el tema del soroll és un problema però tens l’alternativa d’una petita terrassa que tenen a la seva entrada que, com segueixi el tesmps com fina ara, arribarà Nadal i anirem amb tirants.
Per cert, el local està en front de la nova charcuteria del grup Andreu, que un dia que tingui ganes escribiré sobre ella i el tracte rebut.
Salutacions Ricard.

Ricard Sampere dijo...

Hola Agustin,

Ja he estat al Bacaro i ens va agradar molt i el publicaré a la que tingui temps.

Aquest el provaré i a més em bellugo per la zona. Els dijous dormo a la plaça Catedral, esmorzo a Sta Caterina, tinc classe a la Universitat de 8 a 11 i a les 11 passa de nou per Sta Caterina i sempre faig compres... I cap a sabadell.. :). A veure si un divedres hi dino..

A veure que dius de la xarcuteria Andreu...:). Es un fenòmen ben curiós. El seu origen està en el mercat de Sabadell on eren un lloc digne, però normal... i encara segueix existin com "un lloc més".

Però algun dels descendents devia tenir l'idea del tema "franquaicia" o com li vulguis dir i ara sembla que sap que sigui..

I quan vaig a comprar a Bovinum a la Illa Diagonal (carns excel·lents i molt bon cebón), sempre passo per davant l'Andreu i penso... ja és ben curiós.. Però és un lloc que no m'atreu en absolut i mai vaig.

Agustin Fraile dijo...

Hola Ricard, estic content que t'agradés. Avui mateix he anat a dinar-hi el menú de migdia, 11 € i de por, la veritat. Estan començant però tenen ganes i interès. Això de l'Andreu no ho sabia, no sabia que pocedissin de Sabadell i que els establiments siguin franquícies; pensava que eren propis. Jo quan tinc pressa i poc temps per dinar, vaig a prendre un entrepà de pernil i res mes.
Espero el teu article de Bacaro
Salutacions

Anónimo dijo...

Es insoportable intentar comer tranquilo en este local, un ruido ensordecedor, acompañado de una desastrosa música popular. El local es un tanto indecente, y aunque solo fuera una capa de pintura, no estaría mal, la verdad.
Las pizzas buenas eso si.
Felicidades por tu blog

Loveforfood dijo...

the pizza looks good too. would love to give to try.

Agustin Fraile dijo...

a shame that this left the room and how loud it is

Víctor Ibáñez dijo...

Estuve hace poco por el N.A.P. Ya lo había visto cuando lo publicaste en el blog. Pero fue un Napolitano el que me llevo hasta allí a probar sus pizzas. Este me contó que el gran secreto de las pizzas del NAP era en el tipo de levadura que era natural y su fermentación, y que en todos los demás sitios es química.

La verdad no se si es por la levadura o que, pero la elasticidad (como la miga de los buenos panes de larga fermentación) de la masa no la he visto en otros sitios.

Cuando fuimos tenían como plato del día "Friarelli", o algo así. Una verdura muy típica de Napoles y muy desconocida en el resto de Italia, y naturalmente fuera de ella. Esta verdura es muy amarga que se saltea con salchichas. Muy recomendable.

Por cierto Agustin, viendo que te gustan bastante los restaurantes italianos, mi amigo me recomendó uno que no se si lo conoces, Gravin (en el Born).

Saludos

Lola dijo...

Gracias por la recomendacion...
Ya que en cuanto termine el alquiler del apartamento en Palermo en donde vivo actualmente tengo ganas de viajar, y entre los destinos que tengo pensado esta Sicilia
y por supuesto que la pizza me encanta :)
gracias por compartir!

Anónimo dijo...

DECEPCIONANTE:

* masa como CHICLE..
* tiene ingredientes solo en el centro, te quedas con un aro de masa sin comer
* muy ruidoso y pequeño
* escaso queso
* no se puede comer con la mano porque es TRANSPARENTE la masa

no te lo pierdas: llegamos a casa con una DIARREA BESTIAL

en fin.. NO LO RECOMIENDO PARA NADA,

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES....!!!