martes, 30 de abril de 2013

OBSESSIONS DEL RAVAL


Visita al Raval, concretamente al Restaurante Obsessions del Raval.
Es bien cierto que todo lo que se mueve alrededor de Ciutat Vella es puro dinamismo, y aunque este local ha pasado por diferentes fases, creemos que esta nueva aventura será la definitiva.
El trato, el local, la calidad de sus materias y lo cuidado del mismo hicieron que nos encontráramos una muy grata sorpresa.
La carta es larga, variada y con una excelente relación calidad precio. Los platos  son suficientes para compartir y poder probar un amplio y variado surtido.
En nuestro caso, unas patatas bravas con salsa de la casa (3,95 €) Bien cortadas, muy bien fritas y con una salsa “brava” potente, quizá para mis gusto demasiado, pero de eso se trata.
Croquetas de la casa con varias tipologías. Nosotros las pedimos de cocido (3,60 €). Muy buenas, sabrosas, con una muy buena bechamel y carne que se nota, como debe ser.
Seguimos con una tosta de queso de cabra con mermelada de tomate (3,90 €). Fácil, sencillo, sin ninguna complicación pero a la vez extraordinario pincho donde se nota el queso y el contraste con una sensacional mermelada de tomate.
Un Camembert rebozado con Vinagreta de miel (4,10 €). A mí personalmente sería el único que lo encontré simplemente “razonable”, quizá no estaba a la altura del resto de lo que pedimos, o por decirlo de otra manera, el resto de platillos pusieron el listón muy alto.
Liego el pincho Obsessions (6,00 €); se trata de un trozo de ternera sobre una base de berenjenas  y crema de albahaca. Para mí el plato estrella, sin ningún género de dudas, de los que probamos este día. Carne al punto, tierna y una excelente combinación con el fondo de berenjena y la crema de albahaca. Un 10.
Y para finalizar, un solomillo de cerdo con salsa Matt (6,00 €): una porción de solomillo de cerdo, en su perfecto punto de cocción, meloso y tierno, con cebolla caramelizada, puré de patatas y reducción de Módena especiada. Pedidlo, de verdad os sorprenderá, delicioso.
La carta te sugiere que no olvides preguntar por sus postres, creo que son de pecado; el cocinero es pastelero de profesión, con lo cual el éxito está garantizado, pero nosotros después de semejante cena, no teníamos espacio para más.
Una muy cuidada y detallada carta de vinos, con precios razonables y una nota de cata de cada uno de ellos. Se pueden encontrar realmente casi todas las más importantes denominaciones de origen, muy bien.
Se me olvidaba, nos sirvieron una focaccia de romero que era una delicia. Superior.
Para beber, un Viña Mayor 2010, excelente tempranillo de la Ribera del Duero.
En definitiva, un acierto; un auténtico local especializado en “tapas” trabajadas, en platillos bien elaborados, en ofrecer una muy buena materia prima y presentarse ante los clientes con un gran conocimiento de lo que se hace y como se trabaja cada plato. Nada se deja a la improvisación y eso se agradece.
Sin lugar a dudas, iniciativas como esta son las que merecen perpetuarse en el tiempo. A nosotros nos ha encantado. Felicidades.

OBSESSIONS DEL RAVAL     C/ Riereta ,15 · 08002 Barcelona · Telf. 933293079

4 comentarios:

Ricard Sampere dijo...

M'alegra poder fer descobriments a través teu.

Ja saps que el teu blog em mereix confiança 100x100.

Una abraçada

Agustin Fraile dijo...

Gràcies Ricard. És un lloc molt recomenable per anar a sopar si vas per la zona del Raval.
Però pensa que obren a partir de la tarda.

Una abraçada.

Laura dijo...

Sóc una assidua a aquest local des que una amiga me'l va recomanar. Tracte excel·lent i un menjar espectacular a uns preus molt raonables. Jo sóc adicta al "solomillo" que sempre, sempre, està al seu punt just, i al pastís de formatge de la casa, que és d'una suavitat exquisita. Sapigueu que els amos abans tenien una pastisseria al mateix local i per això els postres són una de les seves especialitats.

Unknown dijo...

He estado recientemente en Barcelona y gracias a tu recomendación mi mujer y yo hemos disfrutado de una magnifica velada. Todo estaba buenísimo.

Muchas gracias a ti Agustín y a los propietarios que tan bien nos han atendido.