EL REBUJITO DE MORÁN


Bueno pues sin ánimo de crear polémica, y con el único afán de intentar ser lo más objetivo posible, voy a tratar de explicar esta enésima decepción dentro del mundo de los restaurantes de la ciudad.
Fui de la mano de mi buen amigo Pere Cortés, quiero aclarar este tema ya que Pere es un profundo conocedor de la restauración, gran amante del vino y de la buena mesa, y ha compartido conmigo bastantes de los restaurantes que en este humilde blog se relatan. Quiero decir que no es solo mi opinión, si no que está totalmente refrendada con la suya y en este caso ambas coincidieron.
Poca gente, martes mediodía, y apenas 3 mesas ocupadas. De primero y a sugerencia del gentil camarero que nos atendió, pedimos un pica pica.
Croquetas de chipirón, solo las puedo definir como el gran invento de algún iluminado, que a la simple pasta de las croquetas le añade la tinta y oula. Eso sí, decide probarlas, y el mismo sesudo inventor llega a una conclusión “esto no sabe a nada”; solución le añadimos una tarrina con un potente alioli y todo arreglado.
Tortitas de camarón, bien correctas, quizá un poco sosas, los dos tuvimos que tirar de salero, pero bien.

Sipiones salteados, lo mejor de toda la jornada, estaban francamente buenos, nada que objetar, todo lo contrario, hay que reconocer que este plato, sí estaba a la altura. Al César lo que es del César.
Pasamos al plato fuerte y más indignante. Arroz caldoso con carabineros. Menos mal de éstos, que era lo  único que se podía comer y disfrutar del plato.
Insípido, soso, sin ningún tipo de sabor, más que un arroz caldoso en el momento de la presentación parecía una sopa bullabesa, no por el sabor, que el de ésta es extraordinario, sino por la cantidad de caldo que había en “la marmota”. Caldo de pescado, cuando está hirviendo tiraron el arroz, los 4 carabineros, tamaño XS y se terminó.
De verdad, una simple picada, el sofrito de toda la vida, algo que es lo que hace que un plato pase de ser arroz hervido a un arroz caldoso. Decepcionante.
Postre, un excelente canutillo de crema.
Para beber, un Hito 2009 de la Ribera del Duero. Buen vino la verdad. Todo esto 113 €.
No tengo nada más que añadir, espero que fuera “un mal día”.

EL REBUJITO DE MORÁN   C/ Rita Bonnat nº 3 · Barcelona · Telf. 934301045

Entradas populares