viernes, 25 de mayo de 2012

EL REBUJITO DE MORÁN


Bueno pues sin ánimo de crear polémica, y con el único afán de intentar ser lo más objetivo posible, voy a tratar de explicar esta enésima decepción dentro del mundo de los restaurantes de la ciudad.
Fui de la mano de mi buen amigo Pere Cortés, quiero aclarar este tema ya que Pere es un profundo conocedor de la restauración, gran amante del vino y de la buena mesa, y ha compartido conmigo bastantes de los restaurantes que en este humilde blog se relatan. Quiero decir que no es solo mi opinión, si no que está totalmente refrendada con la suya y en este caso ambas coincidieron.
Poca gente, martes mediodía, y apenas 3 mesas ocupadas. De primero y a sugerencia del gentil camarero que nos atendió, pedimos un pica pica.
Croquetas de chipirón, solo las puedo definir como el gran invento de algún iluminado, que a la simple pasta de las croquetas le añade la tinta y oula. Eso sí, decide probarlas, y el mismo sesudo inventor llega a una conclusión “esto no sabe a nada”; solución le añadimos una tarrina con un potente alioli y todo arreglado.
Tortitas de camarón, bien correctas, quizá un poco sosas, los dos tuvimos que tirar de salero, pero bien.

Sipiones salteados, lo mejor de toda la jornada, estaban francamente buenos, nada que objetar, todo lo contrario, hay que reconocer que este plato, sí estaba a la altura. Al César lo que es del César.
Pasamos al plato fuerte y más indignante. Arroz caldoso con carabineros. Menos mal de éstos, que era lo  único que se podía comer y disfrutar del plato.
Insípido, soso, sin ningún tipo de sabor, más que un arroz caldoso en el momento de la presentación parecía una sopa bullabesa, no por el sabor, que el de ésta es extraordinario, sino por la cantidad de caldo que había en “la marmota”. Caldo de pescado, cuando está hirviendo tiraron el arroz, los 4 carabineros, tamaño XS y se terminó.
De verdad, una simple picada, el sofrito de toda la vida, algo que es lo que hace que un plato pase de ser arroz hervido a un arroz caldoso. Decepcionante.
Postre, un excelente canutillo de crema.
Para beber, un Hito 2009 de la Ribera del Duero. Buen vino la verdad. Todo esto 113 €.
No tengo nada más que añadir, espero que fuera “un mal día”.

EL REBUJITO DE MORÁN   C/ Rita Bonnat nº 3 · Barcelona · Telf. 934301045

10 comentarios:

David dijo...

113€?????!!!!!!!!!

Nada más que añadir.

Anónimo dijo...

croquetas industriales, tortitas de camarón industriales, cocina industrial, el futuro en la mayoría de restaurantes

Agustin Fraile dijo...

Nada que añadir David, absolutamente nada. Gracias

Agustin Fraile dijo...

Quizá sea como dices anónimo, en cualquier caso lo que te aseguro es que no es de recibo esta comida, de tan baja calidad a precios "michelín"
Gracias

David dijo...

Que lástima Agustín, yo estuve hace 2 años y salí muy contento y con ganas de volver pero viendo tus fotos me parece que han dado uno o dos pasos atrás.
Yo recordaba la tortita de camarones tan buena que repetimos incluso.
Y si encima se han vuelto locos con el precio...
La verdad es que ya es hora que los restaurantes empiecen a ser un poco coherentes con los precios, aunque bueno, al final el tiempo pone a cada uno en su sitio.
Saludos.

Agustin Fraile dijo...

David quizá algún cambio en la cocina sea el causante, ya sabes que en este sector los "puestos" son muy cambiantes y en dos años puede haber pasado alguna cosa. Tengo alguna que otra referencia de amigos, en el mismo sentido que la tuya. Pero en el caso de arroz que nos sirvieron creo que la fotografía habla por si sola. Lo del precio, en fin, si lo que nos gusta a la mayoría de los humanos es la buena relación calidad precio, en estos momentos deja bastante que desear.
Gracias y un saludo

Ricard Sampere dijo...

Emprenyen les males experiències en restaurants... Tampoc es que siguem massa exigents, però hi ha un punt en que et dius "això no és normal" o "la RQP no és correcta".

Aquest lloc només el conec de nom, però em sona d'haver tingut una certa fama i de que fa massa temps que ja nomen sento parlar....

Una abraçada Agustin...!.

Carns Selectes Pujol dijo...

No acostumbro a opinar, a veces me conformo con leer, pero en este caso corroboro al 100% lo escrito y en contra de lo que opina David (respetable) no es un tema de tiempo es un tema de relacion calidad/precio. Cierto es que tuvo su momento pero nos remontaremos a su punto algido 4/5 años despues como muchos han vivido de la fama de los clientes famosos y poco más. En sus anuncios de la radio presumen de los carabineros de Barbate, de las ostras napoleon que deben llevar mucho tiempo en el vivero porque no saben a nada. Para los entendidos el mal de la restaurancion actual son los productos de 4ª y 5ª gama, hacen mucho daño. Resumiendo yo no volví mas y de esto hace ya 2 años

Agustin Fraile dijo...

Doncs així és Ricard, una pena; pel que vaig llegint sembla que va tenir el seu moment i van aplicar aquella màxima tan dolenta de “cria fama i posa’t a dormir”, i en aquest sector s’ha d’estar el peu del canó cada dia.
Una abraçada

Agustin Fraile dijo...

Carns Selectes Pujol, ante todo gracias por participar y darte una vuelta por aquí. Pues tienes toda la razón la calidad del producto sigue siendo fundamental en este negocio y no se puede engañar al público. La verdad es que yo no conocía el local y hasta desconocía este dato que aportas que hacen publicidad, lo que te aseguro es que era desolador ver un jueves al mediodía un restaurante con 6 personas. Difícilmente pueden tener primera categoría. Una pena. Independientemente del género, el arroz parecía una bullabesa, y solo las sepias salvaron el corte.
Gracias y un saludo